Un sacrificio por su familia

José Teresoweb

José Lara llegó de México a Estados Unidos para trabajar, ahorrar dinero y hacer realidad su sueño. Él es uno de los conocidos como trabajadores temporales, que vienen al país a trabajar por unos cuantos meses y luego vuelven a su país de origen. (English version)

Por Miguel Ángel Souza
 

 José Lara llegó a los Estados Unidos el 3 de abril de 2009. Dejar México y su país no fue una tarea fácil. “Decidí venir porque es realmente difícil encontrar un trabajo en Veracruz. Y si se consigue, entonces no se gana mucho dinero para sustentar a la familia”, dijo Lara. Él fue contratado por  James River Grounds Management, una empresa de paisajismo, para permanecer en Estados Unidos por ocho meses.

 Lara es uno de los miles de mexicanos que cada año llega al país para quedarse por unos pocos meses, trabajar duro, ahorrar dinero y volver a México. Se trata de la migración laboral temporal, una forma diferente de migración que, de acuerdo a algunos inverstigadores, puede ser una forma de controlar la migración illgal.

 La otra cara de la migración

Para algunas personas, la migración es un problema creciente en los Estados Unidos. Pero de acuerdo a la Encuesta Mundial Social y Económica, realizada por las Naciones Unidas en 2004, hay un tipo de migración que puede ayudar a ambos países, al que recibe al migrante y al que ve partir a sus ciudadanos. salirFor some people, migration is a growing problem in the United States. Se trata de la migración laboral temporal.  

En los países huéspedes, la migración laboral temporal puede ayudar a cubrir necesidades laborales específicas sin que aumente el número de migrantes permanente. En los países de origen, puede reducer las tasas de desempleoy contribuir a las remesas”, fue una de las conclusions de la encuesta de la ONU.

En México, por ejemplo, las remesas son responsables del 20% del capital que se invierte en las microempresas, según datos del Banco Central de México. Por lo tanto, el dinero que los migrantes envían a su país no solo ayuda a sostener a sus familias, sino que también genera nuevos trabajos. Los mexicanos también representan el 4,9% del Mercado laboral de los Estados Unidos.

Buscando un sueño

Lara, que es uno de los aproximadamente 4.000 mexicanos que vive en Richmond, es un ejemplo de migrante temporal. Trabajando como jardinero en la James River Grounds Management él gana $us 1.600 al mes, lo cual supera con amplitude los $us 800 que recibía en Veracruz trabajando como mecánico de autos. En Richmond también consigue dinero extra arreglando automóviles durante los fines de semana. Hispanos de diferentes partes de la ciudad lo buscan y contratan sus servicios. Lara fácilmente gana $us 2.000 al mes.

 Lara espera ahorrar unos $us 8.000 antes de volver a su país en diciembre. Asegura que si fuera contratado por la compañía el próximo aó, volvería. “Me gustaría volver unas tres veces más. Lo hare hasta que mi sueño se haga realidad”, dice, Su sueño es el mismo de muchos otros migrantes: comprar una casa para su familia.

 El lado oscuro del sueño

Ganar más dinero implica muchos sacrificios. El más difícil de ellos, según Lara, es haber dejado a su familia. “Mi esposa y mis hijos no querían que yo venga. Todos sabíamos que esto iba a ser difícil, pero yo tenía que hacerlo”, dice Lara, quien vive en el condado de Henrico. A pesar de que ha estado viviendo en Richmond port res meses, él extraña a su familia. “Es duro, porque cada mañana me levanto pensando que ellos están conmigo, pero entonces me doy cuenta que están lejos”, dice.

Pero él no es el único que está sufriendo. “Sabemos que está intentando darnos una mewjor vida, pero es realmente difícil entender que se tuvo que ir. Es difícil decirle adiós a una persona que uno quiere. Los primeros días mi hermano menor se los pasó llorando”, dice Carlos Alberto, el tercer hijo de Lara.

Alberto, de 18 años, recientemente se graduó del colegio en Veracruz y está pensando ir al ejército el próximo año. Según él, rechaza la migración.

“Me gustaría que nuestro gobierno hiciera algo para evitar cosas como éstas. Me gustaría que nuestra gente se quede, pero entiendo que no hay trabajos. Sé que nuestros politicos no cambiarán nada. Es algo que me averguenza. No estoy feliz de saber que mi padre está en los Estados Unidos. En realidad no me gusta ese país. He escuchado que allá hay mucha discriminación”, escribe Alberto a través del Messenger.

 Otras barreras

Lara dice que dejar a su familia en México no es el único sacrificio que tiene que enfrentar. La comida y el idioma son otras de las barreras que tiene enfrente y debe supercar.

“La verdad es que extraño mucho la comida Mexicana. En nuestro país estamos acostumbrados a comer todo calientito. Aquí todo está congelado. Todo hay que tenerlo en el refrigerador y llevarlo al microondas”, dice y explica que a pesar de que en Richmond hay muchos restaurants de comida mexicano, el sabor no es igual al de su país.

El idioma también es un problema Lara, que no habla nada de Inglés.

“Somos afortunados de vivir juntos. Si no fuera así, no tendríamos con quién hablar”, dice Miguel Rosales, compañero de trabajo y habitación de Lara. Él llegó junto con Lara y dice que vivir en los Estados Unidos es completamente diferente a México. “Es el precio que tenemos que pagar por nuestro bienestar”, dice Rosales.

Leonides Moreno, jefe de Lara, dice que él sabe que es difícil venir a trabajar a los Estados Unidos, porque todo es diferente. Sin embargo, está seguro que es la única manera que tienen muchos mexicanos de ahorrar algo de dinero.

“Puedes trabajar muchos años allá y nunca ahorrarás algo. Aquí puedes trabajar duro y volver a tu país con algunos dólares”, dice Moreno, que también es de México y ha estaod viviendo en los Estados Unidos por seis meses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s